Blogia
PULSAY :: Ya soy leon...

Blancanieves.

Blancanieves.

¿Conocen la historia de Blancanives?
Esta inocente niña que cayó en un mortal sueño al morder una manzana envenenada
y despertó con el beso de amor de su príncipe...
¿Si?
JA! Creo que no la conocen entonces.

Esa es la cándida versión de Disney pero...
Acaso no aprecian lagunas en la historia?
La Manzana, el fruto prohibido, el pecado...
Tentador, no creen?

En la versión del excelso Andersen, Blancanieves trataba de suicidarse...
Quizás  movida por una pasión capaz de envenenar.
Y aun así...quién es apto para juzgar a Blancanieves?
Aquí va su historia:

"Blancanieves pasaba una mala racha, la idea del suicidio la había
rondado la cabeza en la forma de una suculenta manzana que la
haría sumirse en un pacífico sueño, sin más contratiempos que asumir.

El príncipe se sentia preocupado. Sabia que si ella tomaba de ese veneno...
ni el pordira salvarla. Así que esa noche se vieron.
El la habría llevado al fin del mundo, aun así, el cómodo sofá de palacio no era
mal lugar para confidencias.

Así que, tras secar las lágrimas de Blancanieves con sus labios, pidió a su corcel que
avivase el paso en elsa dirección. Blancanieves se mecía en aquel cálido consuelo
medio ida.

Era viva su conversación en aquel intimo rincón. Resguardados de miradas ajenas
bromeaban y se acurrucaban uno con otro bajo una capa.

Amiga ella del juego y del oculto morbo de ciertos venenos...
pidió una copa a pesar de haber tomado ya un incompatible.
Ella misma sirvió ambas copas.
Líquido y perturbador veneno era esa bebida mezclada con la complicidad.

-¿Por qué no bebes? - Preguntó ella.
-¿Y que veneno me das? -Preguntó el con picardia.
- Laudano... - Susurró ella en su oido.
-Y...¿A ti no te afecta?

Pusó ella cara de susto y, divertida, fingió ahogarse y caer, como envenenada.
El no era menos atrevido y, medio amenazador, se abalanzó sobre ella
apoyado sobre sus manos.
Impresionada ella, seguía fingiendose envenenada....
Cabeza ladeada...
Ojos cerrados...

El la besaba en la mejilla y a cada beso lanzaba la pícara pregunta...
-¿No te despiertas?

En la cabeza de ambos la antigua leyenda del beso en los labios.
-¿No te despiertas?

Y el se lanzaba al cuello con la misma dulzura y picardía.
-¿No te despiertas?
Había quizás en esa pregunta una invitación...
-No despiertes y...

Ella sonreía nerviosa y "despertaba", reían y seguían hablando
de esto y aquello.

El sueño y la dulzura fueron venciendolos a ambos. Tan comodos,
tan relajados el uno con el otro. El sentado, ella recostada con los
pies sobre el. Su mano jugando con el cabello del príncipe...

Pareció que el contacto de sus dedos y sus uñas en su nuca había activado
algún impulso eléctrico que recorrió la espalda del príncipe y que, acabando en
su mano, lo llevo a tomar la de Blancanieves y comenzar a besársela.

Quizás sensualmente ofendido por el descubrimiento de ese punto debil, se propuso
el encontrar el de Blancanieves.
Beso su mano, su brazo...
Tal vez solo lo acarició con sus labios, volvió hacía la muñeca...
Besó, mordió esa cara interna, ese punto de inflexión en el cuerpo de Blancanieves
que desató el interno opio de la adrenalina contenida.

¿Y que es eso que suena?
Tambores de guerra...

Es el resultado de unir dos pulsos en uno, el sonido ensordecedor de dos
corazones encarnados de pasión.

Ni uno ni otro sabían que el otro oia también ese sonido.
En blancanieves fué como un trance hipnótico que la llevo, al incorporarse,
a maldecir el instinto investigador del Príncipe y, con el mismo impulso que había
sentido este antes, ella le besó la muñeca llevada por el instinto...

-¿Crees que esto es soportable? - Preguntó al Príncipe.
Y el gesto de atrevida suficiencia con el que le contestó fue lo que
acabo de nublar la razón de Blancanieves...

Ya no pensaba...temblaba, sentía, era...

En un intervalo que se hizo eterno, por intenso, ella se acercó a sus labios, sin dejar
de mirarlo ni un momento, y lo besó.
Lo besó con toda la dulzura que cabe en un beso, con todo el agradecimiento
acumulado y cuando se separó y vió los ojos del Príncipe...
se derrumbaron sus defensas.
Vió reflejados en ellos la conmoción, la victoria del sentimiento sobre el pensamiento.

Mas ternura nunca habían destilado unos ojos, un sentido"Eres precioso" a modo de
balbuceo escapó de sus labios, que hervian.

Fué mas de lo que un caballero podia soportar y, en esa tesitud,  fué el Príncipe quien la besó.
Calidez, confort, ni un apice de torpe ansia, ni la mas minima sensacion vulgar...
Un instinto dirigido por un amor casi insoportable...físico o no, humano o divino...

Mas no era asi como acababa la historia.
Ella no debía recibir ese beso mas que en su lecho de muerte y, contrariada, se incorporó
con rapidez, dejandolo a el aturdido en el sofa.
Este se levantó a su vez del sofá, sin saber por qué o para qué, negandose a dejarse llevar de
nuevo, negandose a acceder al deseo...

Intentado ordenar sus ideas hacía esto mismo con la estancia.
En uno de estos ir y venir la frenó el Príncipe tomandola de la mano y cuando esta lo miró,
el susurro un conmovido "Te quiero".
Pareció llevar escondido un "no lo olvides" entre lineas, ella solo asintió con un sincero "ya lo se"
que respondía a lo oido y a lo intuido.

Era hora de partir y ella se abrochaba la capa sin lograr alzar la mirada. Sabía que el la observaba.
Ella lo miraba con la cabeza ladeada. Lo veia apretar el puño, temblar, mover la cabeza contrariado en
un gesto de negación que, en cierto modo, la relajó.

-No es necesario hablar- Susurro ella.


Pero entonces su mano la acarició la mejilla y el cuello con infinita dulzura, la caricia se dirigió hacía el mentón
y hacía arriba, levantando suavemente la cabeza.
Ella no pudo más que dejarse llevar por el ambiente de ensoñación que rodeaba todo aquel lento proceso.

Se mirarón momentáneamente, ella acarició su rostro y el la acercó totalmente a sus labios
y la volvió a besar.

Sin lugar a dudas, en este beso, hubo algo más de pasión pero totalmente envuelta
en ternura de manera que, con inusitada delicadeza, su mano llegó a la cintura de
Blancanieves pudiendo esta sentir que la estrechaba hacia el como si cada vez la necesitara
más y más cerca.
El beso se torno más humedo pero sin rozar ni de lejos la lujuria...
Finalmente separandose uno, otro o ambos...
la noche terminó.

Blancanieves quedó con la sensación del pecado y en sus labios el sabor de la suculenta
manzana mordida y, digan lo que digan los cuentos...
puede que ese veneno sea bendición en lugar de castigo."

Aun se puede soñar con cuentos de hadas...
Todo consiste en dejar a la imaginación jugar con las circunstancias.

-Puede haber modificaciones ^^-

 

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

7 comentarios

ph40 -

HOLA PASEABA POR AKI Y ENCONTRE TU BLOG..."HAY CONEXIONES INVISIBLES, MOMENTOS COINCIDENCIAS QUE PARECEN EXTRAÑAS, ME AYUDO LEER ALGUNOS DE TUS POEMAS..GRACIAS ... NO SE QUIEN SEAS COMO SEAS ...PERO ME TOPE EN ESTE INMENSO UNIVERSO CON TU BLOG..CUIDATE..OJALA PUDIERAMOS SER AMIGAS...XIAO HASTA PRONTO O NO SE HASTA NUNCA TAL VEZ ..

PULSAY -

Vacio: Si...alejate de la politecnica XD
Ina: Jo gracias **, asi quien va a dejar de escribir ^^
Quasar:Muy bien definido :)
Caro: Mi gamberrilla posteando! Eso es que te gusta?** No es cita lo he escrito yo^^
CrifieDAngel: no pensaba que llegase a ser erotikillo ^^ pero mola :)---
Es la version de las versiones :D.
De verdad, gracias a todos porque tras tanto tiempo sin postear seguis ahi.
Un beso fortisimo.

CrucifieDAngeL -

eh! la versión erotiquilla de blancanieves! :P

me ha gustado mucho mucho ^^ aunque no me haya quedado claro si es una versión de la versión de disney o una versión de otra versión xDDD

un beso!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Carogato -

y eso te lo has inventado tú o es una cita de ese tal Andersen? joer -_-

Quasar -

Me gusta mucho la frase "la victoria del sentimiento sobre el pensamiendo".

Es ese momento en el que el corazón te deja de latir o te late 8 veces en una, no lo sabes bien, pero parece que le haya pasado algo.
Cuando te dejas llevar y dejas tomar el control a tu instinto... y no sabes como será recibido...

Ina -

Me encanta tu versión y cómo lo cuentas.

Se te echaba de menos, pero menos mal que cuando vuelves lo haces con estos textos :D .

Vacío -

Uff, menos mal, con tanta manzana pensaba que ibas a hablar de Mac. Debo alejarme de la politécnica, debo alejarme de la politécnica...

Partiendo de la base de que el pecado es un invento de religiones, tu manzana sólo existe en nuestro interior, como un sentimiento contrariado. Y como cualquier veneno, puede ser mortal si se toma en altas dosis, pero en pequeñas...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres