Blogia

PULSAY :: Ya soy leon...

Carta anónima

Carta anónima

Querido Anónimo:

A menudo siento que debería dejarte.
Suelo pensar que soy una carga para ti y que cada vez lo seré más.
Creo que en el fondo solo deseaba ser normal y acabar siendo feliz,

casada contigo y criando algún hijo en común.

Pero cada vez tengo más claro que el término feliz es el que falta en la ecuación.
Tú nunca  serás feliz con una enferma y yo nunca lo seré con alguien al que,

en palabras textuales, la situación le supera.

Tú aun esperas que esto cambie, que algún día se acabe.
Pero esto no va a acabar nunca, solo habrá rachas mejores y rachas peores.

Y si no tengo a alguien al lado con la fuerza que a mí me faltan, al menos,
prefiero no sentirme culpable de arruinar la vida a nadie.

Así que, si me ayudas por última vez a encontrar el modo de sacar mi vida
adelante desde cero de nuevo  prometo desaparecer de la tuya.

No más cargas, no más infelicidad para ti y solo la mía para mí.

Te quiere, Anónima.
Porque si esto no es amor, que baje Dios y lo vea.

Imagen de aiko-Frikki  

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Amor privado

Amor privado

Las lágrimas acudieron a mi rostro,
pero al asomarse y ver que era un texto
lo que provocaba tal cúmulo de sensaciones

se mostraron discretas.

De amor privada  en mi privada intimidad
a cada paso me consumo.
Y tu, poeta de la deglución,
me devoras con tu inspiración.

Quiero gritarle al orgullo la verdad .
¿Puede ser tu amor sincero?
No deseo vivir de sueño en sueño
y dar la vida por un amo que no es dueño.

Tus ojos mi lienzo, los atisbos de una inspiración esquiva...
Pintados con lágrima de antojo y sombra de miedo.

 

Publicidad engañosa

Publicidad engañosa

Comenzó un Martes.
Ese ojo escrutador me esperaba y espiaba tras un agujero cada salida y entrada a mi casa. Me resultaba traumático temer mi encuentro con el al finalizar el día. Aquella mirada me hizo
precisar ayuda psicológica.
Supuso un alivio que se llevaran aquella valla publicitaria.

 

Texto presentado al concurso de microrelatos Diez + Dos inspirado en la imagen arriba mostrada.

Tala masiva

Tala masiva

 La niña del árbol apareció un buen día en el bosque del pueblo.
Nadie sabe como fue ni porqué pero a mi dejó de gustarme el bosque.
El día que superé mi miedo y volví para hablar con ella, ya no estaba.
La habían talado.

 

Texto presentado al concurso de microrelatos Diez + Dos inspirado en la imagen arriba mostrada.

 

La pieza perdida

La pieza perdida

Esta tarde estuve jugando en el jardín. No me percaté de que había perdido
algo hasta que llegué a casa. Cuando quise reconstruir el puzzle que es mi vida,
detecté que me faltaba una pieza, el alma.
Me la debí dejar entre la vegetación mientras te besaba.

 

Texto presentado al concurso de microrelatos Diez + Dos inspirado en la imagen arriba mostrada.

Mis haikus - Las cuatro estaciones

Mis haikus - Las cuatro estaciones

 

-I-
Agua fluyendo
desde el cielo y la tierra.
Primavera azul.

 -II-
Cuerpo al Dios Ra,
tu garganta sedienta.
Verano tórrido.

-III-

Los pastos secos,
corazón y equipaje.
Ocre otoño vil.

-IV-
Miedo aterrador,

fiera tormenta y frío.
Invierno  helado.

 

 

 

Algo que decirte

Algo que decirte

Escucha, por favor,
tengo algo que decirte.
Llevo tiempo dándole vueltas,
gritarlo al viento no servirá.

Levanta, te lo ruego,
ahí abajo mi voz no llega.

Cuantas cosas callé
Y ahora ya no estás.

Y si vas a seguir ahí
llévame pronto contigo.
Más confortable que el algodón
será tu piel envuelta en seda

Escucha, por favor,
tengo algo que decirte.
Cuando el tiempo te alejó de mí
olvidé pensar que sería para siempre.

Se me quedó en el tintero
el decirte te quiero.
Ahora tu sangre es mi tinta
y mi papel tu cuerpo yerto.

 

El hombre de mis sueños

El hombre de mis sueños

Dijo venir de muy lejos,
del país de los sueños.
Dijo querer besarme
para volver a ellos.

 

El hombre dijo que,
pasase lo que pasase,
me amaría siempre,
aunque se alejase

 

Puedes decir a todos
que nunca podré olvidarte.
Te pondrán en duda
pero nada podrá borrarte.

 

Todo esto me dijo,
el hombre de mis sueños
para poder besarme
y llevárselos a ellos.

 

Porque el país de los sueños
crece por
estas cosas.
Son tus sueños y los míos,
a sus flores, mariposas.

 

Al final el hombre de ensueño,
desapareció como un desertor
llevandose para siempre
mi amor, mi recuerdo y su valor.

 

Otro héroe muerto.
otra decepción.
Y vacío de sueños quedó
mi ajado corazón.

 

En busca de las amapolas

En busca de las amapolas

 

En la más profunda oscuridad estaba,
sumida en la pena y el desconcierto.
Incapaz de ver la luz del sol,
ni aun insolente sobre mi cabeza.

Un destello de lucidez fulgente
cruzó
mi mente abotargada.
Vi clara visión de vida,
la vi resumida en su color.

La amapola viste de verde y rojo,
y en su reflejo viste de alegría mi pesadumbre.
Aquel  día alcance a ver  una

y ahora busco incombustible su prado.

Prado extinto,cuna de mi felicidad.
Maná de plenitud de incierto paradero
Antojo de vida completa,una sinrazón
Quizás solo un capricho de mi juventud .

 

Llévame a Cuba

Llévame a Cuba

Llévame, y no pidas permiso,
por las anchas plazas de La Habana
Al anochecer, en la Alameda de Paula
contemplaremos la negra manta del océano.

Muta así mi sentir, en tu Cuba,
al de la osada ninfa de mi juventud.
Bañados por la luna en el Paseo del Prado,
o retozando en las cálidas aguas del Atlántico.

Sin miedo alguno a mi indecisión
aléjame de la dictadura del desencanto.
Y convierte en  floridas primaveras
todos los inviernos que te debo. 

Importando sensaciones del sur,
son tus ojos cristales isleños a tornasol.
Y está el  añejo ron de tu boca

exportando mareas tropicales a mi cuerpo.

A gastos pagados por tu sonrisa,
pensión  completa bajo el cañaveral,
ámame firme y dulce, lléname de vida.
Contigo viva, contigo en Cuba

 

 

Soldado de libertad

Soldado de libertad

 

Cobardes dirigen mi destino.
No quiero luchar por ellos.
Un día huiré lejos de aquí,
lejos de la desidia asesina.

Dudo que nadie merezca
la falsa paz del fin de la contienda,

crédulos en el estático equilibrio
entre egoísmo y altruísmo .

Mientras el viento susurra nombres,
a mis oídos solo el tuyo.
Y aborrezco la distancia que,
pendenciera, de ti me separa .

Soy un hombre de memoria,
a veces caduca, otras sombría,
otras mi memoria es toda tuya,
llevándome en volandas lejos de la batalla .

Solo quiero amarrarme a tu pecho,
sentir tu ira, tu prisa, tu vehemencia.
Que los puñales sean solo de placer.
Solo deseo vivir de nuevo en ti, soñada libertad.

 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

Mi Soneto

Mi Soneto

Deseando hacer el más bello soneto
me embarqué en esta eterna aventura,
componiendo me hallé con desmesura
y escribiendo en mis ratos de asueto.*

Con la esperanza sobre este cuarteto
de versarlo con severa hermosura,
me debato entre musa y locura *
y la tarea asumo con respeto.

Nació mi primer terceto entre sones
los amantes celosos de mi prosa
rozandome con su inquieta zozobra.

Al final se convierten en pasiones
con las que cubrir mi alma vergonzosa
que sobrecogida comparte su obra.

 

* El poeta puede renunciar a la aplicación de la sinalefa en algunos casos.
A esa decisión personal se le llama
licencia poética. En mi caso rehuso a formar sinalefa con la "Y"

Mentira

Mentira

Nunca tuve miedo al peligro,
a tu peligro, maestro.
No lo veía...
no lo temía.

Rey de la mentira.
Dueño del embuste.
Que perdida estaba.
Que engañada me encontraba.

Cuanto he aprendido de ti,
maestro redentor.
Como entregar todo el calor
y a convertirlo en dolor.

Si bien no era esta
la lección que esperaba,
ahora es de agradecer
que me enseñaras a no creer.

Rey de la mentira.
Dueño del embuste.
Que perdida estaba.
Que engañada me encontraba.

Cuanto he aprendido de ti,
falso protector.
Como valorar mi alrededor
y no esperar algo mejor.

Si bien no era esta
la lección que esperaba,
ahora te doy las gracias
por proporcionarme esas desgracias.

Rey de la mentira.
Dueño del embuste.
Que perdida estaba.
Que engañada me encontraba.

Cuanto he aprendido de ti,
maldito perdedor.
Y lo que me quede por caminar
mejores teoremas me ha de aportar

Si bien no era esta
la lección que esperaba,
finalmente,comprendí en mi soledad
que debo hacer de la mentira mi verdad.

.

.

No llores

No llores

Los relojes que hay bajo mi cama
esta noche cesarán su tic-tac
y la luna con su gélido canto
me vendrá a acunar

Pero no llores, mi vida, nada pasará,
No llores, vida mía, la Vida seguirá igual.

El lejano piano del recuerdo
que embelesaba mis entretardes
y alegraba mis amaneceres
calló en pos del canto de la luna.

Pero no llores, mi vida, nada pasará,
No llores, vida mía, la Vida seguirá igual.

Más al amanecer del tercer día,
sin más piano ni más nocturno tic-tac,
ida en el estridente sonido de la luna
despertaré de esta vida soñada...para nunca despertar.

Ya no llores, mi vida, nada pasa más.
No llores, vida mía, la existencia seguirá.

Te enseñaré a volar

Te enseñaré a volar

Quiero un ejército de mariposas
para esta batalla de caricias
que aleteen mimosas por toda tu piel.

Seré si es preciso esta noche
una asesina inmisericorde
y mi víctima será tu soledad.

Exprimiré el fuego de mi cuerpo
en busca de gotas de calor
que resbalen hasta ti.

Y cuando ardas
soplaré tus cenizas
para mezclarte con la brisa.

Daré lustro a tus alas
y te enseñaré a volar.
Prometo no volvertelas a cortar.

Abandono

Abandono

Mujer de camisón fino,
ancha  de frente,
estrecha de mente
y ojos de vino.

Esa mujer se llama abandono,
si eso duele ya poco importa,
aquí me quedo impertérrita y absorta.
Yo, comoda, me aposento en su trono.

De que extraños artificios
está hecho el amor de un hombre
harto repleto de propios beneficios.

Pero si olvidan tu nombre
amores son desperdicios
y la pasión se hace hambre.

Romanticismo marchito

Romanticismo marchito

El romanticismo se marchó.
Era una fría noche y no lo pensó
Cogió sus maletas y no volvió.

La exhaltación del amor.
El santo numen de la pasión
El viento del norte se los llevó.

En una maleta se lleva al último
hombre envuelto en llanto.
En la otra mi corazón
con su fúnebre manto.

Los románticos se cobijan
bajo la tormenta de jadeos.
Se ha abierto la veda,
a por ellos, sin rodeos

La compasión un sentimiento ajeno.
La felicidad, una visión lejana.
Un hijo destetado, un abuelo desdentado
y el romanticismo... se ha marchitado.

 

Ella

Ella

Como una hermosa salicaria
de perenne belleza
iluminando mi camino
con sus petalos caidos.

Descuella en mis sueños
como la musa prohibida
ardiendo en mis entrañas
sin combustible conocido.

En el paroxismo literario
ella arqueó mi cuerpo
con sus dedos invisibles
de suave fuego artificial.

Musa y pasionaria,
dos espinas de un mismo tallo.
Orgasmo consumado
y el deseo envuelto en su sayo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

El Alquimista

El Alquimista

Bogando por la propia unicidad
el alquimista cambió de tarea, se cansó de su estudio.
No encontraba sentido a su esfuerzo
del cual no conseguía la recompensa esperada.

Y en su tristeza,
pues renunció a su misma esencia,
el alquimista murió,
el ideal quedó en ausencia.


Dejó de convertir con su sangre
el dolor en esperanza
sin saber en su desazón
que no hay ORO de mayor valor
que la propia vida a la que renunció.

 

Dedicado a esos alquimistas que dejaron de creer...
La imagen es un Oleo de Ileana Cerato: Esencia

Sentidos

Sentidos

Huelo a rosas y a sueño de verano.
Mi sabor es de la bruma
marina y la flor del fuego.

El tacto de mis manos
es frío terciopelo,
mas lo que resta de mi piel
es cálido satén.

Sueno a tambores de guerra,
a lluvia tropical y
a calma postergada.

Engaño a tu vista
con una simple fachada.
Vello, piel y carne
a los huesos pegada.

Y , en la oscuridad de la noche,
mis ojos abiertos serán como dos luceros
que guíen tu caminar por el oniro hacia
el valle que queda entre mis pómulos.

Solo un sexto sentido te puede ayudar
a saber que soy en realidad
...

Relacionando arte

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres